Por quepasa_admin Octubre 17, 2009

En una mirada de sentido común, podría afirmarse que los jóvenes chilenos son un grupo profundamente liberal en cuanto a sus concepciones valóricas. Pero esta encuesta hace necesario matizar tal afirmación: el posicionamiento de los jóvenes sólo es marcadamente liberal en temas relacionados con la dimensión sexual y reproductiva. En aspectos relacionados con la expansión de derechos civiles existen posiciones contrapuestas.

Una muestra de ello: mientras que la mitad de los jóvenes acepta el matrimonio entre personas del mismo sexo, la legalización del cultivo personal de marihuana es rechazada por el 54%, al igual que el derecho de adopción de las parejas homosexuales, cuestión en la que el 61% de los jóvenes se muestra contrario.

Si se observan las tendencias a nivel de segmentos, se verá que estas últimas iniciativas son más aceptadas a medida que aumenta el nivel socioeconómico de los jóvenes. Lo mismo ocurre con el grado de aceptación de matrimonios entre personas del mismo sexo. En todas las categorías consultadas, el porcentaje más bajo de aprobación está en el sector D.

Los hombres tienden a apoyar en mayor medida la legalización del cultivo personal de marihuana que las mujeres: 51% versus 35%.

Las mujeres, en tanto, se muestran más dispuestas a que se permita el matrimonio entre personas del mismo sexo: 54% versus 47%.

Por otra parte, existe una amplia apertura de los jóvenes en los temas vinculados con los derechos reproductivos. Así, la entrega de la píldora del día después en el sistema público de salud es aprobada por casi tres de cada cuatro. Y en igual medida por hombres y mujeres y según estratos (la aprobación es un poco mayor en los segmentos altos).

El 84% de los jóvenes chilenos es partidario de al menos una forma de aborto. La que tiene más apoyo es "cuando la vida de la madre está en peligro" (72%). La menos, "en cualquier circunstancia" (10%). Por ende, se puede deducir que estarían en contra de cualquier legislación que se asimile a las que existen sobre la materia en Europa. Cuando se les pregunta si se trata de una violación, el segmento que más aprueba es el alto. De hecho, los más propensos al aborto en todas las categorías consultadas son los miembros de los estratos más altos (88% contra 81%). Otro dato: los más jóvenes (18 a 19 años) apoyan menos el aborto que los encuestados de mayor edad. En el caso de embarazo por violación, las mujeres muestran niveles significativamente más altos de aprobación que los hombres. La misma situación se da en el caso de malformaciones congénitas.

Relacionados